Teléfono

636 69 04 90

Correo electrónico

enerchina@hotmail.com

Horario comercial

De 9:30 a 13:30 y de 17:00 a 21:00

El camino del cielo es saber vencer sin combatir,

responder sin hablar, atraer sin llamar,

y actuar sin agitarse .

Lao-Tse (老子) Tao Te Ching.

Tao (Dao 道) Esta palabra tiene el significado espiritual y filosófico de «camino de la naturaleza» o «camino de los cielos». Es el nombre que se da al orden natural de todos los fenómenos. El objetivo del Tao es enseñar al hombre a integrarse en la naturaleza, enseñarle a fluir , a integrarse en sí mismo en concordancia y armonía. El Tao no es un creador porque nada en el mundo se crea ni el mundo es creado. Enseña a compenetrarse con esta naturaleza y armonía de tal modo que llegue a experimentar en nuestro propio cuerpo los ritmos vitales. Sintonizándose el cuerpo humano mediante una serie de ejercicios con estos ritmos, ganando así serenidad mental y energía física.

Observando desde la perspectiva del Tao, se ve cómo todas las cosas se elevan, se vuelven grandes y luego retornan a su raíz. Vivir y morir es simplemente entrar y salir. Las fuerzas de la mente no tienen poder sobre quien sigue el tao. El camino del no-ser lleva a la quietud y la observación, y conduce de lo múltiple al uno. Para poder recorrer ese camino hace falta preparación interna. Mediante la práctica espiritual, la perseverancia, el recogimiento y el silencio se llega a un estado de relajación que debe ser tan sereno que posibilita la contemplación del ser interior, el alma, y así se logra ver lo invisible, escuchar lo inaudible, sentir lo inalcanzable.

El Taoísmo influyó en numerosas áreas del conocimiento como la Medicina y ciertas escuelas de Meditación, e incluso las Artes Marciales.

Según la teoría Taoísta al nacer se nos regalan » tres tesoros » que permanecerán con nosotros hasta el día de nuestra muerte y que tenemos que cuidar y cultivar durante el transcurso de la vida. Estos tesoros son entidades claramente distintas entre si, pero completamente interdependientes, y asociadas estrechamente con la vida humana. Entre los tres abarcan los tres planos fundamentales de la vida humana: el físico, el energético, y el mental.

De su fuerza y su equilibrio interno dependen la salud y la longevidad humana.

En el Cielo hay tres tesoros,el Sol, la Luna y las Estrellas,

en la Tierra hay tres tesoros, el Fuego, el Agua y el Viento,

en el hombre hay tres tesoros».

Jing, Qi, Shen

Jing: la esencia de la vida, este concepto engloba todos los fluidos que circulan por nuestro cuerpo y que son transportados por la sangre, así como las hormonas segregadas por las diversas glándulas que componen el sistema endocrino, semen y óvulos, y los fluidos pesados como la linfa, los lubricantes que rodean a las articulaciones, (liquido sinovial), las lágrimas, la transpiración, y la orina.

Qi o Chi: La energía de la vida, es la fuerza vital esencial que anima todas las formas de vida del universo. El Qi es invisible, silencioso, sin forma, pero lo impregna todo. Para los orientales el ideograma que lo identifica, nos dice “el vapor que sale de la olla donde se está cociendo el arroz”.

Shen: el espíritu de la vida, engloba todas nuestras facultades mentales, entre las que se incluyen el pensamiento racional, la intuición, el espíritu, la atención y el ego.

El pensamiento tradicional chino distingue cuatro aspectos principales: el espíritu: Hun , el alma humana, asociada con el yang y el cielo. P o: el alma animal asociada con el yin y la tierra. Yi: pensamiento y conciencia. Zhi : intento y fuerza de voluntad. A diferencia del dualismo occidental, que pone al espíritu como una entidad independiente, y situada por encima y más allá del cuerpo, el taoísmo considera al espíritu si está sano como el resultado del buen funcionamiento de los otros dos tesoros.

Los «cinco espíritus», llamados en medicina China los «Cinco Shen » [五 神], son el Shen , Hun , Po , Yi , y Zhi y residen respectivamente en el Corazón, Hígado, Pulmones, Bazo y Riñones.

 Por Miguel Jerónimo. Licenciado en M.T.C.

Spread the love

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *